Por: José Gregorio Aguilar

Por falta de atención a sus demandas, este 14 de mayo, los maestros  no tienen nada que festejar, al contrario sólo lamentaciones aseguró Rodrigo Tavares García, Presidente del Comité Estatal de Jubilados y Pensionados del Magisterio Tamaulipeco.

Esas demandas continúan  en el aire esperando ser atendidas por las autoridades federales que hasta ahora, solo han hecho oídos sordos durante estos años de lucha para lograr una pensión digna a la que dijo tienen derecho por las décadas de servicio en las aulas, educando a niños que serán el futuro del país.

El haber disminuido los recursos económicos a los mentores retirados y desaparecer el derecho a logros que se constituyeron durante más de 30 años de servicio, hace que ahora “el Día del Maestro Jubilado ” que se celebra este 14 de mayo quede en el olvido, “porque en realidad no tenemos nada que festejar”, puntualizó.

Los medios de comunicación  han sido testigos de la discusión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde aprobaron una Ley que fue creada para el cálculo de multas de tipo administrativas (UMA) pero ahora la usan como referencia para pagarles la pensión.