Por Gabriela Sustaita

Tras el surgimiento de la pandemia por COVID-19, en México se ha incrementado hasta en un 30% el número de personas con síntomas de depresión, y la población de Tamaulipas no es ajena a esta condición.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, el presidente del Colegio de Psicólogos Victorenses, Ricardo Hernández Bruzolo, explico que aunque la sintomatología no propiamente significa que la persona esté atravesando por un cuadro depresivo, añade que sí representa una señal de alerta.

Entre los síntomas más frecuentes asociados a la depresión destacan los episodios contantes de tristeza, los problemas para conciliar el sueño, los problemas de alimentación, la pérdida de interés por actividades que anteriormente causaban gusto o satisfacción, cansancio, aislamiento social, entre otras conductas que, si no se tratan a tiempo, pueden avanzar hasta ocasionar una alteración en la vida cotidiana de la persona. 

Hoy en día la depresión está catalogada como la cuarta causa de discapacidad a nivel mundial; lamentablemente más del 30% de las personas que cursan con este trastorno no acuden a la consulta psicológica o psiquiátrica, y las causas de ello son variables pues en ocasiones esto es por desconocimiento, pero también por miedo al estigma social y a ser tachados de ‘locos’.

A nivel estado existen diversas instituciones que pueden orientar y apoyar a las personas con depresión, una de ellas es el Colegio de Psicólogos Victorenses, y quienes a través de la “Línea de la Vida” otorgan atención gratuita las 24 horas del día con sólo marcar al 01 800 911 2000.