Por Alfredo Guevara

El desorden financiero – administrativo que traen los organismos operadores de agua y drenaje desde hace años, es producto del círculo vicioso que impera entre COMAPAS y usuarios en general.

Y es que de todo lo que facturan solamente un 60 por ciento se recupera, que sumado a la problemática que traen, es difícil mantener las redes en buen estado y por ende, se genera un caos con el usuario, admitió Gilberto Estrella Hernández titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.