Santiago Hernández
El acumulado de lluvias que se ha registrado desde el pasado domingo y de forma permanente en algunas partes de la región del Mante, ha dejado escurrimientos de agua que han provocado taponamiento de algunos drenes y con ello han quedado bajo el agua algunas hectáreas de pequeña siembras de maíz, calabaza y caña de azúcar entre otros cultivos.
Tal es el caso de lo que sucedió en el Ejido Emiliano Zapata que se encuentra en las orillas de la carretera Tampico-Mante, en donde el taponamiento de drenes provocó estas afectaciones, algunos campesinos reconocen que esperaban la lluvia, pero que en esta ocasión resultaron con severos daños y afectación de sus cultivos.