Mayra González

Un promedio de 120 negocios en el municipio de Altamira han recibido apercibimientos o han sido sancionados por la autoridad de salud por no cumplir los lineamientos de seguridad sanitaria, lo anterior lo confirmó Hugo Alejandro Soto Guevara encargado de operación de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios por sus siglas COEPRIS.

El funcionario estatal revela que en algunos casos en lugar de imponer sanciones los inspectores de la COEPRIS se acercan con los encargados o propietarios de los establecimientos para hacerle el exhorto y que sean respetados los lineamientos de seguridad higiénica, con el único objetivo de contener los contagios por Coronavirus entre la sociedad que acude a los comercios.

En los casos más extremos donde los negocios de giro no esencial no cumplían con el horario de actividad, la COEPRIS en Altamira determinó la suspensión de operaciones en los establecimientos.

El funcionario estatal manifestó que en lo que va de la presente semana y la anterior, no se han recibido ningún tipo de denuncia en contra de negocios que no respeten los lineamientos de seguridad sanitaria, sin embargo, a pesar de esta información los inspectores continúan realizando los recorridos sin previo aviso para detectar irregularidades.