-Confían en poder abrir pasado el 15 de julio, de lo contrario la mayoría tendrá que cerrar de forma definitiva

Por: Tania Castillo

Reynosa, Tamaulipas.- El Secretario de CANACO en Reynosa, Roberto Cruz Hernández, manifestó que el 70% de los socios, considerados como no esenciales, han acatado la orden de cierre temporal emitida por el Gobierno del Estado como plan emergente para combatir la rápida transmisión del COVID-19, confiando en que la sociedad responda a este llamado y se logre bajar la transmisión, pues si no pueden reabrir pasado el 15 de julio, auguran que muchos tendrán que cerrar de forma definitiva.

“Es una mala noticia para el comercio ya que apenas empezaba la recuperación en el mes que teníamos funcionando, pero entendemos también que es debido a la alta cantidad de casos que se presentan en nuestra ciudad del virus; no nos queda más que acatar esta nueva disposición de las autoridades, solamente lo que pedimos es que esta estrategia funcione porque no podemos sostener un cierre de manera permanente, tiene que haber otras medidas que permitan que baje el nivel de contagios y que los negocios puedan funcionar con una capacidad limitada”, abundó.

Indicó que del 30% de socios considerados como esenciales, aquellos que son tiendas de autoservicio, supermercados y tiendas de mayoreo mantendrán sus cortinas abajo durante el fin de semana como lo dispuso la autoridad, ofreciendo solo el servicio de entrega a domicilio.

“Ya está confirmado que los fines de semana en estas 2 semanas no podrán permanecer abiertas las tiendas de conveniencia ni los supermercados, es algo que ya nos confirmó el Secretario de Desarrollo Económico”.

Cruz Hernández indicó que en el mes que pudieron trabajar alcanzaron a tener algo de recuperación económica, al menos para abonar a las deudas atrasadas y cumplir con pago de impuestos, aunque no lo suficiente para ahorrar y aguantar un nuevo cierre.

“Son 2 meses de rentas acumuladas que yo creo que la mayoría de los compañeros alcanzaron a saldar algo de esa situación y algunos llegaron a acuerdos con sus arrendadores, pero no contábamos con este nuevo cierre y eso nos obliga nuevamente a entablar un dialogo con las empresas o dueños de locales para que entiendan que la situación que estamos atravesando es difícil”.

A lo largo de la pandemia aproximadamente 15 negocios cerraron de forma definitiva tras la primera etapa de confinamiento, pero con la segunda fase de inactividad se estima que cierre un 30% de los socios a nivel estatal.