• ​​La ejecución del programa de Mejoramiento Productivo de Embalses contribuye a incrementar la disponibilidad y recuperación de las especies, así como mejorar el nivel de bienestar y calidad de vida de los pescadores y prestadores de servicios turísticos.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, como parte de su programa de Mejoramiento Productivo de Embalses 2020, sembró un millón de crías de tilapia en la presa El Comedero, ubicada en el municipio de Cosalá, Sinaloa.

A partir de la producción del Centro Acuícola El Varejonal, situado en Badiraguato, Sinaloa, realizó la siembra a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

Este programa de repoblamiento –iniciado en 2019 en cuerpos de agua de los estados de Tabasco, Chiapas, Guerrero, Colima y Sinaloa— ha realizado la siembra de 14.7 millones de crías, además de la producción en 11 centros acuícolas diseminados en el país y administrados por la Conapesca.

En la presa del Comedero, llamada José López Portillo, que registra 250 pescadores organizados en cinco cooperativas, permisionarios y organizadores de pesca deportiva, se agregan a la repoblación dos millones de crías más sembradas como parte del Mejoramiento Productivo de Embalses 2019.

El repoblamiento de embalses permitirá la recuperación de las poblaciones para que la producción pesquera en la presa, prevista que inicie en octubre de este año, tenga mejores resultados, informó la Conapesca.

Con estas acciones se logra mayor disponibilidad del producto y mejoras en las capturas de los pescadores y el nivel de bienestar y calidad de vida en las familias de los pescadores, destacó el organismo de Agricultura.

Bajo el esquema de Mejoramiento Productivo de Embalses todos los implicados son coadministradores de las actividades, por lo que también supervisan que la actividad pesquera se realice de manera responsable, ordenada y con una visión sustentable, agregó la Conapesca.

Abundó que este modelo permite que la relación entre pescadores y prestadores de servicios turísticos se desarrolle en un marco de sana convivencia y en ganancias para todos.

Si cumplen con la ley, acatan lo establecido por el permiso de pesca correspondiente, no capturan animales por arriba de la talla comercial y, sobre todo, se logra inhibir la pesca furtiva, con mejores resultados para todos, destacó la Comisión.