El titular de la CANACO Altamira, Luis Pinete Gutierrez, dijo que con esta disposición del cierre de negocios no esenciales se estiman perdidas de hasta 110 millones de pesos en la zona sur de Tamaulipas.

Afirmó que el 76% de las empresas ya reporta una disminución en sus ventas y las ventas van en promedio un 54% abajo, mientras que un 33% ya ha despedido a personal, se estima que entre 14 a 17 personas han perdido su fuente de empleo.

Mientras que en esta parte de la entidad tamaulipeca se mantienen en riesgo de quiebra definitivamente entre 2500 y 3000 negocios quienes en los próximos días estarán cerrando, puso de ejemplo algunas franquicias de restaurantes y ropa que ya han empezado a hacerlo.

Las estadísticas se obtuvieron atraves de una encuesta realizada por el Consejo de Instituciones Empresariales del sur de Tamaulipas.