-Autoridades de los 3 niveles de gobierno refrendan compromiso de trabajar en coordinación para disminuir los índices delictivos en la entidad

Por: Tania Castillo

Reynosa, Tamaulipas. – Con el objetivo de eliminar la posibilidad que puedan volver a ser usadas por criminales y causar mayores perjuicios a la ciudadanía, elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional designados a la Octava Zona Militar, llevaron cabo el proceso de destrucción de 1,687 armas de fuego que previamente fueron decomisadas en diversos operativos a lo largo de Tamaulipas.

Esta actividad se llevó a cabo en presencia del Comandante de la Cuarta Región Militar General de División Jens Pedro Lohmann Iturburu, el Comandante de la Octava Zona Militar General Carlos Arturo Pancardo Escudero, el Gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, y los alcaldes de Reynosa, Miguel Alemán y Nueva Ciudad Guerrero, entre otras autoridades civiles y militares.

El General Carlos Arturo Pancardo Escudero, reiteró el compromiso de las fuerzas armadas de coadyuvar a los mandos estatales y municipales a prevenir el delito y a combatir a quienes actúan en contra de la paz de la comunidad.

“Con los aseguramientos de armas de fuego que las fuerzas armadas, las policías federales y estatales han realizado en el estado de Tamaulipas, se logra disminuir la comisión de delitos que ponen en riesgo la vida de las personas; estas acciones se materializan de forma permanente en Tamaulipas, siempre con irrestricto apego a la ley y pleno respeto a los derechos humanos, pero, sobre todo, con el invaluable apoyo del Gobierno del Estado y de los Municipios”.

Añadió: “Con estos actos se reafirma el esfuerzo conjunto entre autoridades civiles y militares, por la parte castrense, a los soldados nos orgullece contribuir con la justa exigencia social de vivir en un país pacifico, seguro, sujeto al imperio de la ley y arbitrado por la justicia”.

Por su parte, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca agradeció a las fuerzas federales por el trabajo que realizan en Tamaulipas, a la vez que les solicitó continuar trabajando en colaboración institucional por el beneficio de los tamaulipecos.

Así mismo volvió a solicitar que se endurezcan las acciones en las aduanas para combatir el trafico de armas desde los Estados Unidos.

“La violencia que lastima a los tamaulipecos no existiría si los delincuentes carecieran de este armamento, la introducción de armas ilegales de otros países, especialmente de nuestros vecinos del norte, es un problema muy serio que padece le país entero; en

Tamaulipas aproximadamente el 80% de lar armas decomisadas a los delincuentes provienen de Estados Unidos, es por eso que todas las instituciones tenemos que trabajar, unir esfuerzos, capacidades, talentos, pero sobre todo voluntad política para evitar que esas armas lleguen a nuestras calles”, puntualizó.