Por: Gabriela Sustaita.

Por no contar con el permiso correspondiente para la aplicación de la prueba rápida para la detección del COVID-19, en Tamaulipas han sido suspendidos dos consultorios médicos.

Oscar Luis Terán Lara, titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), señala que estas medidas se derivan de un programa de vigilancia hacia productos, servicios e insumos auxiliares utilizados en la detección, prevención y tratamiento de los síntomas causados por el virus Sars-Cov-2.  

Puntualiza que los dos consultorios que fueron sancionados con la inhabilitación temporal corresponden al Municipio de Madero; además de no contar con el permiso para aplicar la prueba, tampoco tenía en un área independiente para la toma de muestras.  

Ante situaciones como esta, señala que a los establecimientos se les ha notificado que solamente pueden ofrecer las pruebas serológicas aprobadas por la COFEPRIS. Asimismo, los laboratorios y consultorios deberán de informar al público en forma clara y entendible que dichas determinaciones solo indican la presencia o ausencia de los anticuerpos y que no son concluyentes de la presencia del virus Sars-Cov-2, por lo que no son consideradas como pruebas de diagnóstico. 

Como parte de esta vigilancia, Terán Lara agrega que además de los laboratorios, consultorios y farmacias, también se están monitoreando los expendios de oxígeno medicinal y los negocios que ofrecen la sanitización. En el caso de estos últimos, añadió que la COEPRIS revisa que este tipo de servicios se lleve a cabo con productos desinfectantes como el Bioxer y el cual es elaborado a base de dióxido de cloro.