Por: Santiago Hernández

Miércoles 05 de agosto del 202.-

Tras varios meses de inactividad, la iglesia católica continúa sin realizar actividades religiosas con la presencia de feligreses; sin embargo a petición de interesados solamente se llevan a cabo celebraciones pequeñas para la imposición de sacramentos como bautizos, primeras comuniones y confirmaciones, en donde solamente se permite la presencia de padres de familia  y padrinos.

El responsable del decanato San José presbítero  Antonio González Gil, señala que estas celebraciones se llevan a cabo en un período muy corto, solamente con la presencia de los interesados y respetando las medidas sanitarias; sin embargo en el caso de festejos son las autoridades sanitarias a través de la COEPRIS las que rigen la normatividad en este sentido, pues por el momento no se encuentra permitido realizar reuniones con acumulación de personas