GABRIELA SUSTAITA

La paralización de actividades económicas como estrategia para contener los contagios y las defunciones por Covid-19 es una decisión equivocada que generará pérdidas millonarias y el quiebre de empresas, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Victoria, José Luis Loperena González.

Señaló que el cierre de negocios que contempla el plan emergente anunciado por el gobierno del Estado, es una decisión apresurada en la que no se está tomando en cuenta el panorama económico y mucho menos la operatividad sanitaria de los establecimientos comerciales.

Manifestó que los comerciantes están conscientes de la crisis sanitaria que se vive; sin embargo, añadió que existen otras acciones que se pueden desarrollar para cuidar la salud de los tamaulipecos, sin atentar contra los sectores productivos y las fuentes de empleo, ya que no existen empresas o negocios que puedan aguantar más de 3 meses sin operar.

Las nuevas restricciones para la apertura económica, se indicó que afectarán de manera directa a por lo menos 800 negocios no esenciales afiliados a la cámara y los cuales estarían en riesgo de quebrar, al igual que como sucedió con cerca de 200 establecimientos durante la primera fase de esta pandemia.