Por: Alberto Serna Sandoval.
Viernes 23 de Agosto del 2019.

El Obispo de la diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez, lamentó los hechos ocurridos en la ciudad de Matamoros, en donde fue asesinado un sacerdote de aquella entidad.

Señaló que un homicidio siempre es lamentable, más por un sacerdote, y señaló que no porque sea un integrante de la iglesia duele más que cualquier otra persona sino simplemente por el oficio que representa, esto referente al asesinato del párroco Martín Guzmán Vega.

El líder la comunidad católica en Victoria, mencionó que es triste la violencia que se vive en el país y en el Estado, criticando también las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador referente a los hechos que suceden en México.

Agregó que López Obrador señala que la violencia ha bajado en el país, sin embargo las estadísticas son diferentes, pues solo basta ver los diversos medios de comunicación.

En lo que corresponde a la diócesis de Victoria, hace ya seis años se registró la desaparición del sacerdote Carlos Ornelas en el municipio de Jiménez, indicando que ahora se le suma este hecho del párroco de la iglesia Cristo Rey de la Paz en Matamoros.