Por: José Gregorio Aguilar Torres.
Lunes 29 de Junio del 2020.

Los taxistas de la Central de Autobuses están en la mejor disposición de acatar las nuevas medidas acordadas por el Comité Estatal para la Seguridad en Salud entre las que se determinó suspender el transporte público el próximo 4 y 5 de Julio, como parte del Plan Emergente para contener los contagios y defunciones por la pandemia del Covid-19.

De acuerdo con Roberto Alfaro, integrante de la flotilla de taxis en este sitio, los choferes y concesionarios pudieron sobrevivir a los efectos de la cuarentena y a la suspensión del servicio de taxi un día a la semana, (domingo) por lo que considera que podrán hacer el esfuerzo de acatar las restricciones durante un par de semanas más.

Conscientes de que esta actividad es considerada de riesgo, debido a la proximidad y el contacto físico que se pudiera dar con los pasajeros, aseguró que al menos en este centro de trabajo se atienden y cumplen las medidas preventivas como uso de cubre bocas y de gel antibacterial.

En lo que concierte a las autoridades de la Subsecretaría del Transporte, afirmó que con frecuencia acude a desinfectar todas las unidades.

Por último, manifestó que, durante los meses previos, los choferes recibieron apoyos alimenticios que mucho les ayudaron ante el escaso ingreso económico que percibieron durante esos meses y confió en que éstos puedan continuar, sobre todo si las nuevas medidas se extendieran por tiempo indefinido.