Por: Alfredo Guevara.

Los protocolos encaminados a la prevención de contagios COVID-19, ha ocasionado un trabajo lento en el desahogo de expedientes por parte del personal que labora en las juntas de conciliación y arbitraje, admitió Miguel Villarreal Ongay.

El secretario del trabajo citó que tan solo desde que inició la pandemia a la fecha, hay por lo menos 600 expedientes, entre estas denuncias por despido injustificado, pago de utilidades y otras demandas laborales.