Por: José Gregorio Aguilar Torres.

Mientras no haya transparencia en el manejo de las cuotas escolares y no se reflejen en mejoras en el plantel, los padres de familia seguirán quejándose y protestando por ese cobro económico, consideró el presidente de la Sociedad Estatal de Maestros y Padres de Familia, Miguel Ángel Tovar Tapia.

Agregó que la molestia o inconformidad de la gran mayoría de los papás de los alumnos es porque en algunas escuelas se abusa cobrando un monto exagerado, además de que no ven que su dinero sea invertido en el mejoramiento de la escuela.

Puntualizó que así como hay directivos muy honestos y responsables, hay algunos otros que les gana la ambición y en conjunto con presidentes de mesas directivas, prácticamente obligan a los padres de familia a pagar ese dinero, convirtiendo el tema de las cuotas escolares en un negocio; llegando a condicionar la entrega de documentos en los casos en que exista un adeudo por parte de los alumnos.

Finalmente, consideró que durante el presente ciclo escolar 2020-2021 en el cual no ha habido clases presenciales, no se justifica el cobro de las cuotas, sin embargo, cuando se reabran las escuelas sí se va a requerir el apoyo económico para dar mantenimiento a los planteles y tenerlas al cien por ciento en sus condiciones físicas.