Raúl Llamas

Los migrantes extranjeros que viven en los albergues de Nuevo Laredo, decidieron no aplicarse la vacuna CanSino argumentando que ese biológico no está autorizado dentro de las vacunas permitidas para ingresar a Estados Unidos y pueden tener dificultades en la solicitud de asilo o refugio al vecino país.

Según información de la Secretaría de Bienestar, se recibieron mil vacunas de esa marca para vacunar a la población de migrantes, pero durante la jornada solo se aplicaron 33 dosis porque la mayoría de los migrantes decidieron no aplicársela, así lo explicó Micaela Ortiz, encargada del albergue “Buen Samaritano”.

Los extranjeros argumentaron que no pueden ser vacunados con el biológico CanSino, ya que esto les evitaría el poder ingresar a Estados Unidos.