Por: Pablo Hernández Contreras

Al señalar que el Covid-19 es un mal que llegó para quedarse y habrá que aprender a vivir con él, el contralor Municipal Isidro Hernández Nájera señaló que el acceso al palacio municipal tuvo restricciones y solo se permite el ingreso de una sola persona para realizar cualquier trámite, ya sea para el pago del predial, pasaportes o cualquier otra actividad.

Salvo las personas que han resultado enfermas por el brote, la cuarta ola y la presencia de la variante Ómicron, el resto trabaja en atención a la ciudadanía y no hay más instrucciones que atenderlos debidamente.

Rechazó que exista la posibilidad de cerrar cualquier oficina y solo se seguirían las medidas sanitarias ordenadas por la Secretaría de salud.