Tania Castillo
El titular de la Comisión Estatal de Prevención contra Riesgos Sanitarios en Reynosa Adalberto Elizondo Rivera, indicó que una vez que bajaron las aguas en las colonias que se vieron afectadas por inundaciones, el personal de la dependencia inició la remoción de lodo y dispersión de cal en las calles con el objetivo de disminuir la posibilidad de un brote de enfermedades. Esta tarea incluye la revisión de los niveles de cloro en la red de agua potable en aquellas zonas donde ya se reanudó el servicio.
Además del trabajo que realizan las autoridades en la vía pública, el funcionario exhortó a las familias a limpiar el interior de las viviendas y sus pertenencias con agua y cloro para eliminar el riesgo de contraer infecciones.
Elizondo Rivera destacó que además del riesgo sanitario que implican las inundaciones, no se deben dejar de lado las precauciones para evitar el contagio de COVID-19, por lo que no se debe omitir el uso de cubrebocas, y en la medida de lo posible mantener la higiene de manos, ya sea con agua o jabón, o en su defecto con gel antibacterial.