• ​Entre los objetivos está superar los rezagos que se tienen en el sector semillero nacional para que el agricultor tenga disponible la mejor semilla para la siembra y, en consecuencia, coadyuvar a alcanzar la autosuficiencia y seguridad alimentaria en el país.
  • Se busca incrementar la producción nacional de calidad de variedades mejoradas que contribuyan a aumentar la productividad y competitividad, e implementar sistemas locales de producción de semillas nativas acorde a las necesidades de cada región, nicho ecológico o comunidad.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural fortalecerá este año al sector semillero nacional, con el fin de que los productores tengan a su disposición el mejor insumo para la siembra y, con ello, se avance en la autosuficiencia y seguridad alimentaria en el país.

Con la aprobación del Programa Nacional de Semillas 2020-2024, la Secretaría, por conducto del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), fortalece los programas y acciones orientados al bienestar de la población rural y la autosuficiencia alimentaria, a través de la vigencia de los mandatos legales para mejoramiento, producción, certificación y comercio de semillas.

Con el programa, publicado en el Diario Oficial de la Federación, se busca incrementar la producción nacional de semilla de calidad de variedades mejoradas que coadyuve a aumentar la productividad y competitividad, e implementar sistemas locales de producción de semillas nativas acorde a las necesidades de cada región, nicho ecológico o comunidad.

Además, impulsar la investigación para incentivar el desarrollo y uso de nuevas variedades mejoradas, que permitan una producción sustentable y resiliencia a factores naturales y fortalecer la rectoría del Estado en materia de producción y uso de semillas de calidad, así como construir una nueva gestión pública al servicio del campo con honestidad, ética, transparencia, austeridad y legalidad.

Para el logro de estos objetivos, se cuenta con un conjunto de instrumentos estratégicos, entre los que destacan una política integral de producción nacional de semillas para contribuir a la seguridad alimentaria.

Además, se tienen programas de Abasto de Semillas certificadas y sistemas locales de semillas nativas, que se implementarán en sinergia con los gobiernos estatales, que permitirán atender la demanda de este insumo.

Adicionalmente, se cuenta con programas de mejoramiento para generar nuevas variedades en los cultivos básicos (maíz, frijol, trigo y arroz), lo que también contribuirá a incrementar la productividad.

Otras herramientas disponibles son una serie de estrategias para fortalecer las capacidades normativas y operativas del SNICS para otorgar un servicio eficiente y oportuno de certificación de semillas, y la operación del Sistema Nacional de Semillas, que permite coordinar los actores participantes en la cadena de valor del insumo.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, a través del SNICS y la participación de otras instancias federales, dará seguimiento a la implementación de las estrategias prioritarias y acciones puntuales, así como al cumplimiento de los objetivos prioritarios establecidos en el Programa Nacional de Semillas 2020-2024.