• ​Agricultura, en coordinación con instituciones del gobierno federal, realizó tres talleres de “Fortalecimiento y Complementación de la Estrategia Nacional para la Conservación y Aprovechamiento Sustentable de los Polinizadores” y recibió retroalimentación de asociaciones de productores, organizaciones de la sociedad civil, empresas, académicos y representantes de gobiernos estatales.
  • ​Durante las sesiones se revisaron y reforzaron las líneas de acción propuestas para integrar la Estrategia y su relevancia en la producción sustentable de alimentos.
  • ​Se reconoció la necesidad de abordar el tema de una forma integral y con la colaboración de los tres niveles de gobierno y la sociedad civil

El Gobierno de México desarrolla la Estrategia Nacional para la Conservación y Uso Sustentable de los Polinizadores (ENCUSP), que forma parte de las acciones que impulsa en el territorio nacional para la conservación de los polinizadores, reconocer su importancia, valorizar los servicios ecosistémicos que brindan y crear una ruta de trabajo que permita conservarlos.

La Estrategia la trabajan las secretarías de Agricultura y Desarrollo Rural y del Medio Ambiente, y cuenta con la participación activa y coordinada de órganos descentralizados del gobierno federal, organizaciones de la sociedad civil, empresas, académicos y gobiernos de las entidades federativas y de la Ciudad de México.

Como parte de las acciones para fortalecer a la Estrategia Nacional, y en seguimiento a las labores realizadas en el Taller de Identificación de Líneas Estratégicas y Acciones celebrado el pasado 12 de noviembre de 2019, se llevaron a cabo tres talleres de una serie de cuatro que tienen como objetivo recibir retroalimentación de los actores que componen los sectores agrícola y ambiental en el ámbito productivo, académico y social.

Durante su realización se reconoció la importancia de favorecer la conservación de los polinizadores, por su papel en la producción de alimentos, por lo que esta estrategia se debe abordar de una forma integral, con la colaboración de los tres niveles de gobierno y sociedad civil para mostrar cómo pueden ir de la mano el desarrollo económico, el aumento en la productividad y el aprovechamiento sustentable de la biodiversidad.

Al ser México centro de origen y de diversidad genética de importantes cultivos, y un país que alberga una alta diversidad biológica, la polinización animal realizada por diversos grupos de insectos –abejas, mariposas, moscas, polillas— y vertebrados –colibríes y murciélagos, entre otros—, se convierte en un servicio ambiental esencial en todos los ecosistemas terrestres y crucial para alcanzar el bienestar de la sociedad.

Los polinizadores benefician la propagación y producción de más del 60 por ciento de todas las plantas cultivadas y es fundamental para la producción de hasta el 70 por ciento de los cultivos destinados al consumo humano.

Estas especies están además vinculadas con el rendimiento de al menos 87 cultivos de importancia para la alimentación en el mundo, sus servicios son un factor determinante de la productividad agrícola y la seguridad alimentaria.

Los talleres estuvieron presididos por el subsecretario de Agricultura, Miguel García Winder, y durante el primero se contó con la participación de nueve organizaciones de productores de los estados de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Michoacán, y Chihuahua, quienes tienen una amplia relación con la producción agrícola y aprovechamiento sostenible de polinizadores, así como con los representantes de nueve asociaciones civiles dedicadas a la conservación de polinizadores y de tres empresas.

En el segundo intervinieron instituciones de gobierno y académicos e investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), de las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana, Autónoma de Yucatán, Autónoma de Hidalgo y Autónoma de Querétaro, el Instituto Politécnico Nacional y el Colegio de la Frontera Sur, entre otras casas de estudio.

En el tercer taller, realizado el 8 de septiembre, se contó con 40 representantes de gobiernos de Aguascalientes, Baja California Sur, Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas. En este taller se recibieron múltiples contribuciones de las entidades federativas para fortalecer la Estrategia.