Por: Alfredo Guevara

De las casi 600 mil hectáreas que se siembran solamente en el norte de Tamaulipas, unas 80 mil se encuentran sin preparar para el ciclo otoño-invierno, al no disponer el productor de recursos.

Y aunque pudiera ser más rentable, por el precio internacional que tiene el sorgo, los productores no se han podido recuperar de las pérdidas y las deudas que tienen ante instituciones bancarias y casas comerciales, consideró Raúl García Vallejo Presidente de la Liga de Comunidades y Sindicatos Campesinos de Tamaulipas.