Mayra González

Un promedio de 700 empleados serán dados de baja del IMSS debido a que no pueden pagar las cuotas, manifestó Jesús Carballo Martínez, Director General CANACOPE.

Por lo anterior hicieron un llamado a las autoridades, debido a que se les llama de la oficina fiscal y les piden que paguen impuestos de nómina, aunado a los pagos de servicios de luz y agua que no han dejado de llegar, pese a qué la mayoría tienen cerrados sus establecimientos.

Mencionó qué los socios de la cámara no podrán subsistir una mes más, sería imposible ya que su economía está muy afectada.

Refirió que están a la espera de que las autoridades les notifiquen sobre la apertura, piden se les deje trabajar adaptándose a las medidas recomendadas por sector salud.