Tania Castillo
El presidente de CANACO en Reynosa, Advento Sosa Garza, manifestó que los socios de la cámara que tuvieron permitido abrir sus puertas en la primera fase del regreso a la nueva realidad, continuarán con sus cortinas arriba hasta que reciban una notificación del Gobierno del Estado a través de la COEPRIS en la que se les indique la necesidad de cerrar, aunque confían en que se les dé la oportunidad de seguir trabajando dado que cumplen con los filtros sanitarios requeridos y a que la movilidad social disminuirá por la restricción al transporte público.

Señaló que están esperando reglas de operación claras y que se especifique el lapso en que las tiendas deberán permanecer cerradas para que los comerciantes puedan prepararse y hacer frente a sus gastos, pues a casi un mes de haber reabierto, apenas empiezan a recuperarse económicamente.

Por su parte, Bladimir Cortez, presidente de CANIRAC, coincidió en que seguirán trabajando al 25% de su capacidad hasta que la autoridad les ordene cerrar sus puertas, aunque aseveró que un nuevo cierre no lo soportaría la mayoría de los socios.

Ambos exhortaron a la comunidad a no bajar la guardia con las medidas preventivas a fin de que pronto se pueda regresar a la rutina regular y reactivar la economía para todos.