Por Alfredo Guevara

La estabilidad del peso contra el dólar, pero sobre todo el temor a ser deportados y sentirse amenazados en el último tramo de la presidencia de Donald Trump, ocasionó que la cantidad de remesas de Estados Unidos a México aumentara.

Es decir, en plena crisis económica entre los dos países por la pandemia del Coronavirus COVID-19 y aun cuando se llegó a pensar que disminuirían, de enero a noviembre de 2020 se recibieron en México 37 mil millones de dólares en remesas, confirmo Jorge Alfredo Lera Mejía vicepresidente de la Liga de Economistas Revolucionarios en el noreste del país