-Urge apoyo económico para atender las necesidades de las familias refugiadas

-Alrededor de 40 migrantes han encontrado trabajo para colaborar con sus gastos en el albergue

Por: Tania Castillo

Reynosa, Tamaulipas. – Héctor Silva de Luna, Director del albergue Senda de Vida, informó que en los últimos días el número de migrantes albergados en este espacio aumentó a un promedio de 600 personas, superando por mucho la capacidad de las instalaciones, situación que complica la repartición de alimentos, camas, ropa y medicamentos.

Aseveró que urge el apoyo económico de las instituciones para poder atender las necesidades de las familias refugiadas, pues tan solo ofrecer hospedaje y alimentación tiene un costo mínimo de 200 pesos por migrante, sin tomar en cuenta el gasto que implica cuando presentan alguna enfermedad.

“Hay como unas 600 personas, y sí es un poco difícil la situación entre el alimento, la ropa y medicamento, pero gracias a Dios estamos trabajando… la situación es un poco tensa, pero seguiremos dando el apoyo a quien lo necesita”.

El pastor indicó que el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes recientemente hizo una visita al albergue y anunció la próxima entrega de una partida económica que permitirá aliviar las carencias del lugar, mismo que se ha mantenido en pie gracias a las contribuciones que realiza la sociedad civil a través de donaciones.

Por el momento lo que más hace falta es agua potable y artículos de higiene personal, así como algo de ropa, tanto para niños como para adultos.

Manifestó que el trámite de asilo político continua de forma regular, y en los primeros 3 días de la semana 45 personas avanzaron en este proceso, logrando que se les autorizara la entrada legal a los Estados Unidos.

Por otra parte, Silva de Luna dio a conocer que algunas empresas locales se acercaron a ofrecer empleo a los hombres que permanecen en el albergue, y aproximadamente 40 de ellos lograron colocarse en los diversos oficios disponibles.

“Hemos tenido la visita de varias compañías y patrones, se han dado cuenta que aquí hay gente buena para trabajar y muchos han salido a trabajar… hay diferentes trabajos, jardinería, pintura, electrónica, muchos traen buena experiencia”, externó.