Por: Alfredo Guevara.

La prohibición para el uso de glifosato podría traer problemas hacia los productores de hortalizas y algodón al no disponer de otro tipo de herbicida que supla a ese producto, admitió Ariel Longoria García.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, admitió que en ambos casos los productores se encuentran indefensos al no disponer de un producto que permita mantener el ataque de la maleza que perjudica la producción de hortalizas y algodón.