Los fotógrafos mexicanos Yael Martínez y Pedro Pardo obtuvieron un lugar entre los ganadores y expositores del World Press Photo 2019 que se exhiben desde hoy en el Museo Franz Mayer, bajo el lema Las historias que importan y que permanecerá abierta al público hasta el próximo 15 de septiembre.

Martínez obtuvo el segundo premio en la categoría de Proyectos a largo plazo, por la serie La casa que sangra, un trabajo con una gran carga visual, realizado entre el 8 de octubre de 2013 y el 4 de noviembre de 2018, con el que aborda el tema de la desaparición forzada durante la guerra contra el crimen organizado.

El segundo obtuvo el tercer premio en la categoría de Noticias de actualidad, con la instantánea Cruce fronterizo, captada en noviembre de 2018, donde se aprecia a una pareja de centroamericanos que carga a su bebé para cruzar el muro fronterizo en la valla de contención cerca del Chaparral, Tijuana.

Este año concursaron 78 mil 801 imágenes de cuatro mil 738 fotógrafos de 128 países, comentó en entrevista Babette Warendorf, comisario y gerente de Exhibiciones del WPP, quien aseguró que la cifra ha crecido mucho a lo largo de los 62 años de vida de este certamen.

Recordemos que WPP es una fundación holandesa que nació en 1955 en Ámsterdam y en aquel momento sólo llegaron cerca de 300 fotos, así es que hoy los números han cambiado algo, pero nuestra misión es la misma: llevar lo mejor del fotoperiodismo al mundo”, añadió.

La muestra se divide en nueve categorías: Contemporáneos, Noticias generales, Proyectos a largo plazo, Deportes, Naturaleza, Gente, Noticias de actualidad y Medio ambiente, aunque este año los organizadores agregaron una: Historia del año.

Decidimos abrir esta nueva categoría porque reconocemos que no siempre se puede contar una historia en una sola imagen, es decir, a veces un fotógrafo puede necesitar más fotos para contar una historia, así que decidimos premiar ese trabajo de edición y de historias de puntos de vista diferentes”.

El tema que domina en la exposición es la migración, especialmente de Centroamérica, América del Sur y México hacia EU. El premio a La foto de prensa mundial del año de esta edición fue para el fotógrafo estadunidense John Moore, con su trabajo La niña migrante que lloraba en la frontera entre México y Estados Unidos.

El jurado celebró esta fotografía de Moore, porque representa “una protesta pública por la polémica práctica propuesta en Estados Unidos de separar a los menores inmigrantes de sus padres”, detalló Warendorf.

Y añadió: “Moore es un fotoperiodista estadunidense famoso que lleva más de 10 años trabajando el tema de la frontera y la migración, y cuando captó esa imagen él estaba a bordo de la Border Patrol (patrulla fronteriza), cuando se percataron de que un grupo de migrantes cruzaba el río Bravo y vio a esa niña con su mamá.

Es una foto que impresionó al jurado y que se volvió viral por la cara de la política de cero tolerancia contra migrantes, por parte del actual gobierno de EU, en un momento en el que aún no había tantas imágenes ilustrando esa política”.

También está la instantánea de Pedro Pardo, quien captó una escena impactante en donde se aprecia el instante en que una pareja de centroamericanos cruza el muro fronterizo mientras sostienen a su bebé con especial cuidado. Pero también se destaca el conjunto fotográfico de Yael Martínez, “un trabajo impresionante, integrado por 10 imágenes, en las que aborda el tema de la desaparición en México, un proyecto muy personal y de largo plazo que evoca la desaparición de dos hermanos de su esposa”.

 

FALTA DIVERSIDAD

Otra historia destacada de este WPP es la del fotógrafo venezolano Alejandro Cegarra, avecindado en México, quien obtuvo el tercer premio en la categoría de Proyectos a largo plazo, por la serie Estado de descomposición (documentada entre el 31 de marzo de 2013 y el 19 de marzo de 2018), con la que narra la crisis social de Venezuela en el tránsito del chavismo al gobierno de Nicolás Maduro.

Para Warendorf, “mucha gente dice que el fotoperiodismo está en crisis porque todos pueden tomar fotos”, pero más allá de eso, esta profesión “es cada vez más difícil, pues la gente paga menos por publicar fotos de calidad. Así que muchos de los fotógrafos son freelance. Por suerte, creo que hay un apetito que no va a terminarse, porque a todos nos interesa consumir buenas y nuevas historias visuales”.

¿Qué falta impulsar en la WPP?, se le cuestiona a Warendorf. “Una mayor diversidad. Por ejemplo, este año sólo tuvimos una participación de 19% de fotógrafas, 2% de trabajos que provienen de África y 6% de América del Sur. Pero lo que necesitamos es tener mayor diversidad de temas y geografías. Lo mismo sucede con México, ya que este año únicamente participaron 83 mexicanos; es un buen número, pero puede crecer”.

Para esta edición 2019 también fueron premiados y se expone fotógrafos como Pieter ten Hoopen, Diana Markosian, Brent Stirton, Chris McGrath, Sarah Blesener, Bence Máté, Finbarr O’Reilly y John T. Pedersen.

Entre las actividades complementarias de la muestra destacan la conferencia Fotoperiodismo: la Fundación World Press Photo, de la propia Babette Warendorf, y las charlas con los mexicanos Pedro Pardo (sábado 20 de julio, a las 13:00 horas) y Yael Martínez (sábado 27 de julio, a las 13:00 horas, acompañado por el venezolano Alejandro Cegarra).