El médico de Donald Trump emitió este lunes un informe sobre la salud del mandatario de Estados Unidos tras una reciente revisión “planeada y de rutina”.

Aseguró -contrario a algunos reportes- que el presidente de EU no ha sufrido ningún dolor de pecho.

Pese a alguna especulación, el presidente no hay tenido ningún dolor de pecho, tampoco fue evaluado o tratado por ningún asunto urgente”, afirmó el médico Sean Conley en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.