Otro problema de desabasto afecta Venezuela.

Esta vez, durante el fin de semana, ciudadanos pasaron más de 24 horas haciendo filas para abastecerse de gasolina.

Algunos, tomaron siestas en sus vehículos o en la parte trasera de los camiones.

“Tengo cuatro días intentando surtir gasolina y no he podido”, declaró la doctora Yoli Urdaneta.

Tan es así que Russ Dallen, de la empresa financiera Caracas Capital Markets con sede en Miami, declaró que el país chavista está produciendo a apenas 15 por ciento de su capacidad.

La producción petrolera, que representa 96 por ciento de los ingresos del país, ya estaba en declive incluso antes de las recientes sanciones estadunidenses.

Sin embargo, Dallen estima que las medidas ahora están empezando a tener efectos reales, y que las refinerías venezolanas están colapsadas debido a la falta de mantenimiento.

“Todo se está juntando en una mezcla tóxica. Eso realmente tiene un efecto devastador”, agregó.

Hace una década la nación chavista alcanzaba una producción de 3.2 millones de barriles por día.

Mientras que en abril pasado fue de 1.04 millones, de acuerdo con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Aun así, la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) descartó que escasee el combustible.

“Con el esfuerzo y experiencia de la fuerza laboral petrolera seguimos trabajando en cada una de las áreas estratégicas para la producción de gasolina”, aseguró.Además, las autoridades pidieron no creer en rumores ni noticias falsas.

En este contexto, la inflación del país se aceleró en abril y se ubicó en 44.7 por ciento. Mientras que la tasa interanual es de 1.3 millones por ciento, reveló la opositora Asamblea Nacional.

Asimismo, el salario mínimo en el país sudamericano es de 40 mil bolívares, es decir, 6.8 dólares.

Venezuela vive un desabasto de alimentos y productos básicos, así como apagones intermitentes.

Related Posts