En una audiencia en un tribunal unitario, la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, y su defensa apelaron la medida de prisión preventiva justificada por la que desde agosto pasado permanece en el penal de Santa Martha Acatitla.

Ante la magistrada Isabel Cristina Porras, titular del Tercer Tribunal Unitario en materia Penal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte, Robles cuestionó si ella es un trofeo para exhibir el combate a la corrupción emprendida por el actual gobierno.

Se me acusa de ser omisa ante actos de terceros; lo paradójico es que de esos  terceros, los vinculados a proceso están en libertad, como dicta el debido proceso, yo soy la única en la cárcel, o cuando se habla de terceros, ¿a quién o a quiénes se refieren? ¿A todo un gobierno? ¿A un sexenio?”, alegó.

¿Soy el trofeo para exhibir un supuesto combate a la corrupción, por cierto, corrompiendo las leyes? ¿Es porque soy mujer?”, externó.

Robles Berlanga insistió en que es inocente y que no busca privilegios, “sólo piso parejo, juego limpio”.

Durante la audiencia, sus abogados buscaron combatir los datos de prueba presentadas por la Fiscalía General de la República y por los que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna la sujetó a prisión preventiva justificada el pasado13 de agosto.

Por otra parte, este jueves un tribunal colegiado rechazó conceder una suspensión definitiva a Robles, quien impugnó el auto de vinculación a proceso dictado en su contra el pasado 13 de agosto por su probable responsabilidad en el delito de ejercicio indebido del servicio público.

De esta forma, tres magistrados federales confirmaron la determinación de un juez federal, quien concluyó que era improcedente conceder la suspensión definitiva, ya que de concederse para esos efectos se contravendrían disposiciones de orden público y se causaría perjuicio al interés social, pues los procedimientos jurisdiccionales son de orden público y la sociedad está interesada en que se lleven a cabo.

Destacando que es una obligación del juez de control responsable suspender el procedimiento una vez concluida la etapa intermedia hasta que sea notificado de la sentencia ejecutoriada dictada en el juicio principal”, señala el resolutivo.

Durante la audiencia, Rosario Robles externó sus argumentos a través de una carta escrita de puño y letra, además de los documentos presentados por su defensa.

Los abogados argumentaron que el estado de salud de Robles está deteriorado, con problemas de presión arterial provocados por la angustia que vive por su situación legal.

Los resultados de esta apelación se sabrán el próximo miércoles y se determinará si continúa en prisión preventiva justificada o no.

Los elementos que hay de prueba son los suficientes, son contundentes. No podemos en esta audiencia, por poder, anexar un documento nuevo; se tiene que analizar exactamente de la misma forma en que la vio el juez Delgadillo en su primer momento”, dijo Hernández Barros.

DENUNCIAN ABOGADOS DOCUMENTO APÓCRIFO

El equipo legal de Rosario Robles anunció que presentó una denuncia  ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra del Ministerio Público Federal que acusó a su clienta de tener una licencia de conducir con una dirección diferente a su domicilio.

Al término de la audiencia de apelación contra las medidas cautelares impuestas a la exfuncionaria, los abogados señalaron que la denuncia fue presentada la semana pasada pues existió la utilización de documentos falsos para inculpar a Robles Berlanga.

De acuerdo con el abogado Javier Hernández, el agente del Ministerio Público presentó un documento alterado con una foto de su defendida que no fue tomada en las instalaciones de la oficina de licencias del gobierno capitalino, sino que se obtuvo de una página de Internet, y la firma no es de Rosario Robles.

Además, según dijo, se presentó otra querella ante las autoridades del gobierno capitalino para que se investigue cómo es que se obtuvieron esos documentos, pero “la denuncia verdaderamente trascendente es la que utiliza los documentos falsos para provocar un perjuicio en la libertad de Rosario Robles”.

Para el abogado, Robles Berlanga es presa política y su caso es “una atrocidad” al nuevo sistema de justicia penal acusatoria, y consideró que el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna “se burló de la presunción de inocencia, se burló del debido proceso, incluso de ella y de sus abogados, y se burló hasta de su superior, del magistrado del V Tribunal Unitario”.

El litigante Javier Hernández puntualizó sobre la resolución del magistrado, el juez Jesús Delgadillo, que “con toda mofa y sarcasmos habló de la resolución de su propio superior jerárquico, de manera que nosotros ante esto consideramos que Rosario Robles está aquí indebidamente detenida”.