El Instituto Nacional de Migración rechazó los señalamientos de que, al interior del albergue ubicado en el Recinto Ferial Mesoamericano, enTapachula, Chiapas, exista carencia de alimentos y mala atención médica para quienes se encuentran ahí en espera de que se les resuelva su situación jurídica.

Informó que desde el pasado 26 de abril, fecha en que se habilitó este espacio, las personas extranjeras han contado con todos los servicios básicos y se han cubierto las necesidades que han manifestado con el propósito de que su estancia sea digna.

Las personas migrantes extracontinentales ubicadas en ese espacio, tienen una alimentación específica, en su mayoría no consumen carne, por ello, se mantiene una dieta especial en las comidas que se les proporcionan al día.

Dentro de los servicios que brinda el INM, a través de esta alternativa de alojamiento, se encuentra un médico las 24 horas del día, que atiende y brinda medicamento a cualquier persona extranjera que lo solicita”, subraya el comunicado del instituto.

Señaló que también se cuenta con el apoyo de un obstetra, que brinda atención y cuidado a las mujeres embarazadas que permanecen albergadas.

Este martes, una mujer de origen haitiano asomada debajo de la puerta principal del recinto ferial, acusó que era víctima de malos tratos y que los responsables del albergue no les daban de comer ni atención para su hijo que tenía fiebre.

Sobre esto, el Instituto a cargo de Francisco Garduño, resaltó que además de información y orientación, los extranjeros que esperan la resolución de su trámite migratorio, cuentan con servicio de alimentación -tres veces al día-, agua potable, productos de aseo personal, limpieza y colchonetas para su descanso.

También, se destaca que este albergue cuenta con áreas verdes, así como espacios para que adultos y menores de edad puedan realizar actividades recreativas durante su estancia.

El INAMI afirmó que, a través del trabajo coordinado con dependencias gubernamentales y organismos internacionales, se cubren las necesidades de las personas extranjeras ubicadas en el Recinto Ferial Mesoamericano.

Dichas acciones se llevan a cabo con total apego a la política de respeto a los derechos humanos, con lo cual se reafirma el compromiso de este Instituto para colaborar a que la migración sea regular, ordenada y segura”, afirmó.