Por José Gregorio Aguilar
Miércoles 15 Mayo 2019.-

El encargado de Despacho de la Secretaría de Educación del Estado, Mario Gómez Monroy, admitió que la capacidad de la infraestructura educativa en algunos municipios quedó rebasada por el incremento de la demanda en el nivel básico.

Particularizó el caso de Reynosa, en donde se echó a andar un proyecto denominado “aulas móviles”, para dar atención a cuando menos 400 alumnos que demandan el servicio educativo, principalmente en el nivel primaria.

Agregó que la llegada de migrantes a la frontera, principalmente a Reynosa y Matamoros, ha impactado en forma considerable en la capacidad instalada puesto que han llegado cientos de familias que buscan mejores oportunidades de vida y tienen hijos que deben asistir a las escuelas.

La SET puso a disposición de esa población infantil las aulas móviles para de alguna manera responder a la necesidad de servicio y garantizar que ningún niño se quede sin educación.