Por: José Gregorio Aguilar Torres.
Martes 13 de Agosto del 2019.

Como un fracaso calificó el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Padres de Familia (FENAPAF) Leopoldo García López, los clubes que fueron impuestos en el ciclo escolar anterior, en sustitución de los talleres en escuelas secundarias del país.

Los clubes en muchos casos representaron un costo adicional para los papás de los niños además de que los maestros no tenían la preparación ni recibieron la suficiente capacitación para impartirlos.

En cambio, los talleres que se impartieron por décadas, ofrecían la oportunidad a los alumnos de aprender oficios que serían de mucha utilidad en su vida personal y laboral.

De hecho, muchos padres de familia hoy aprendieron un oficio como electricidad, carpintería, corte y confección y fueron desarrollando esta actividad con el paso de los años hasta que lograron poner un negocio y todo eso fue gracias a los talleres.