Unas semanas después de que México, Estados Unidos y Canadá anunciaran el entendimiento para lograr el nuevo Tratado comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), USMCA (por sus siglas en inglés), el presidente Enrique Peña Nieto se reunió con el equipo negociador de nuestro país, que fue integrado por funcionarios de las secretarías de Economía y Relaciones Exteriores, del Consejo Coordinador Empresarial y del gobierno electo a quienes les extendió un amplio reconocimiento.

“Y, en primer lugar, hago un reconocimiento al presidente electo de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador, porque mostró una gran apertura, sobre todo, para poder tener con él una comunicación tan regular o tan frecuente como fuera necesario, que permitiera realmente establecer un frente común y se logró. No hubo diferencias mayores.

“Hubo acentos, evidentemente qué apuntar entre lo que el gobierno de la República venía negociando y la visión que tiene el próximo gobierno, y esos acentos se integraron”, subrayó el mandatario frente a Jesús Seade, representante del gobierno electo.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, el jefe del Ejecutivo admitió que con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, el futuro del entonces TLCAN estuvo seriamente amenazado; sin embargo, dijo, fue a través del diálogo y la mesura con que se manejó la relación bilateral con el vecino del norte que pudo lograrse el acuerdo.

En este sentido, trajo a la memoria la reunión que sostuvo con Trump el 31 de agosto de 2016 en Los Pinos que, pese a las críticas, permitió abrir un canal de entendimiento.

“Y, no obstante, lo complejo que fue recibirle justamente aquí, en este espacio, paradójicamente e irónicamente dejó, a la postre, una puerta abierta de quien habría de convertirse en el presidente de los Estados Unidos.

“Este acuerdo, auténticamente estaba en vilo, estaba en un escenario bien complejo y bajo la amenaza o el acecho de ser cancelado porque quizá había visiones no totalmente entendidas en un punto de arranque”, apuntó Peña Nieto.

En su oportunidad, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, felicitó al presidente Peña Nieto por haberle apostado “al diálogo, la serenidad, diplomacia, disciplina y solución técnica a la negociación” del acuerdo comercial y particularmente en la relación con el vecino del norte.

“Más allá de los calendarios políticos, más allá de los niveles de aprobación presidencial, asumiendo riesgos, tomando costos, usted hoy ha puesto a México en una posición que hace menos de dos años era inimaginable. Ha hecho de la relación comercial entre México y Estados Unidos una de nuestras mayores fortalezas hacia el futuro”, refrendó Videgaray.