Desde Guelatao, Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su compromiso de derogar la Reforma Educativa.

El titular del Ejecutivo regresó a Guelatao, en donde estuvo el 12 de mayo en el transcurso de su campaña, y en ese momento se comprometió ante la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)a derogarla.

Vamos a cumplir. Dijimos no a la Reforma Educativa y se va a cancelar la mal llamada Reforma Educativa. Y no va a haber persecución para los maestros, al contrario, se va a dignificar la labor del magisterio nacional durante todo este tiempo.

Y vamos a mejorar la calidad de la enseñanza empezando porque la educación no va a ser nunca más un privilegio, va a ser un derecho de nuestro pueblo, siempre vamos a estar a la altura de las circunstancias”, expuso el presidente ante cientos de asistentes a la plaza cívica de Guelatao.

Añadió que no es su intención el ejercer la represión en contra de quienes no sean afines a su gobierno.

El titular del Ejecutivo hizo el compromiso de no usar la fuerza contra sus adversarios, desde esta esta zona con una fuerte presencia de la CNTE, sindicato crítico del actual gobierno.

Si no hay autoritarismo, sí no hay represión, se puede gobernar en paz.

 

Podamos actuar con respeto, con todos, podamos garantizar a todos la libertad de manifestación, de expresión, el derecho a la crítica, el derecho a disentir, pero sin el uso de la fuerza y sin querer imponernos a gritos y a sombrerazos. ¡Nada de eso!”, planteó el presidente desde la cuna del Benemérito.

Aseguró que su administración sigue el ejemplo de Benito Juárez y por ello nunca usará la represión como forma de gobierno.

La presencia de la CNTE se limitó a algunos cartelones que exigían la derogación de la Reforma Educativa, proceso que ya está a discusión en la Cámara de Diputados.

El titular del Ejecutivo encabezó el aniversario 216 del natalicio de Juárez, en donde afirmó que es inviable que sus adversarios políticos retomen el poder en el futuro próximo.

Juárez todavía gobierna porque es un referente, un ideal, es lo que debe inspirar a un buen gobierno.

Decía Juárez, el triunfo de la reacción es moralmente imposible. Eso lo podemos decir ahora, ya no hay marcha atrás. Ya los conservadores no van a poder, porque vamos hacia adelante, a la cuarta transformación”, planteó.

López Obrador se comprometió a acudir a Guelatao cada 21 de marzo para celebrar el natalicio de Benito Juárez.

En la ceremonia de este jueves el presidente recibió un bastón de mando de parte de dirigentes de pueblos originarios de la región.