A dos años cinco meses del sismo del 19 de septiembre de 2017, que daño la infraestructura del Hospital General Regional Zaragoza número 25 del IMSS, este lunes iniciaron los trabajos de demolición de este nosocomio, que ofrecía servicios a más de 400,000 derechohabientes del seguro social.

Sin precisar el monto de recursos que se invertirán para la reconstrucción de este hospital ubicado en un predio de 14 mil metros cuadrados en la alcaldía Iztapalapa, se informó que la aseguradora le pagó al IMSS 250 millones de pesos por los daños.

Además, el secretario general del Seguro Social, Javier Guerrero, informó que los trabajos de demolición – que estarán a cargo del Ejército Mexicano- costarán alrededor de 67 millones de pesos y explicó que la demora en las labores de reconstrucción se debió al desorden de sexenios pasados, donde el IMSS no contaba con la documentación de pago de predial y de uso de suelo, por lo cual se tenían adeudos con el Gobierno de la Ciudad de México. Aunque no se precisó el monto de la deuda.

Al hablar a nombre del director general del IMSS, Zoé Robledo, quien no asistió al evento, Javier Guerrero señaló que no se construirán “elefantes blancos” y el nuevo hospital estará listo en dos años.

En materia de infraestructura en el Seguro Social, tenemos una clara política: si se presupuesta es porque se va a construir y se va a construir es porque se necesita.

No dejaremos elefantes blancos en obra negra porque con la salud de los derechohabientes no se juega”, indicó.

Por su parte, la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Rosa Isela Rodríguez, señaló que el IMSS contará con todo el apoyo administrativo para agilizar los trámites que se necesiten para la demolición y construcción de este hospital.

Por su parte, la titular de la alcaldía Iztapalapa Clara Brugada, ofreció un predio de 30,000 metros cuadrados para que el IMSS lo pueda utilizar en la construcción de infraestructura para el sector salud.