Hirving Lozano llega a la Serie A con la encomienda de revertir la deslucida historia de los mexicanos en la liga italiana. El arribo del Chucky al Nápoles representa al séptimo mexicano que militará en este futbol, cinco de ellos en el máximo circuito, mientras que uno en las divisiones inferiores.

El primero en llegar a Italia fue Pedro Pineda. El delantero emigró al Milán en 1991 luego de una sobresaliente actuación con la Selección Mexicana en el mundial Sub 20 en Portugal. Firmó un contrato por cinco años. Sin embargo, jamás logró consolidarse para siquiera ser registrado con el equipo.

Posteriormente, Héctor Altamirano entrenó en las filas del Cremonese de la Serie B. Por medio de un intercambio, el Pity dejó Cruz Azul para probar suerte en Italia, aunque no logró dar el salto para debutar con el equipo.

Varios años después, Miguel Layún salió sorpresivamente de las filas de la Veracruz para firmar con el Atalanta. Su debut se dio en septiembre de 2009, aunque sólo jugó dos partidos.

Tuvieron que pasar seis años para que otro mexicano llegara a Italia. Tras el Mundial de Brasil 2014, el veterano Rafael Márquez firmó con el Hellas Verona. Esta ha sido la actuación más decorosa de un nacional en la Serie A. Márquez sumó 35 partidos de liga por uno de copa.

Carlos Salcedo se integró a la Fiorentina en agosto de 2016, luego de Márquez. El Titán tuvo la segunda mejor actuación de un jugador tricolor, con 20 partidos con la casaca gigliati.

En 2017, el zaguero Héctor Moreno dejó a la Real Sociedad en España para firmar con la Roma, aunque pasó sin pena ni gloria, para ser relegado a la banca y ver actividad apenas en cinco encuentros.

Únicamente se suman 86 partidos disputados en conjunto, ni siquiera un centenar de encuentros en la historia de los mexicanos por la Serie A, cifra que intentará superar por sí solo Hirving Lozano. Su destacado paso con el PSV, donde cosechó un campeonato de la Eredivisie, un título de goleo, consiguió regularidad y alcanzó su mejor nivel. El juvenil le llenó el ojo al estratega Carlo Ancelotti. Lozano se perfila para ser el jugador mexicano que trascienda en el calcio.

*El argentino naturalizado mexicano, José María Basanta, también jugó para la Fiorentina en la temporada 2014-2015. El defensor acumuló 24 juegos entre el torneo local y actividad internacional del conjunto italiano.