Por Juan José Hernández Pérez.
Domingo 19 de Mayo del 2019.

El gobierno manejó mal la reforma educativa que recientemente ha sido revocada, la convirtió en un arma de castigo, cuando la finalidad era muy diferente, confesó Glalfiro Salinas Mendiola, hoy diputado Tamaulipeco quien integró la comisión de educación que la autorizó.

El ahora líder de la bancada panista en el congreso local, dijo que se trataba de darle a los maestros todas las herramientas para que hicieran mejor su trabajo, y como diputado federal panista pensó que así sería, por lo que sus compañeros y él mismo estuvieron de acuerdo en aprobarla.

Reveló también que los diputado federales azules en esa legislatura, en esa ocasión apoyaron al PRI para sacar adelante la reforma que hoy se echó abajo.

Con todo ello lo que quiere concluir es que ellos apoyan a los maestros a fin de que tengan las mejores herramientas para educar a los niños de México

Related Posts