Por: Juan José Hernández Pérez.

Lunes 27 de Mayo del 2019.

Para hacer frente al abandono y deserción escolar, se tomarán medidas a fin de cuidar que estos niños que abandonan los estudios no sean incorporados a la explotación, al trabajo infantil o tomen un camino inadecuado.

El profesor Oscar Martín Ramos propuso que en conjunto con las instancias de protección infantil, cuando un niño deje de ir a la escuela se le dé seguimiento detectando las causas y proporcionando toda la información en busca de apoyar a que regrese a las aulas.

De esta manera se está iniciando un trabajo de colaboración para hacer frente a situaciones que ponen en riesgo el futuro de los niños y adolescentes y que los lleve a dejar definitivamente sus estudios.

En Tamaulipas 2 de cada 10 niños no van a la escuela, ocupa el lugar número 24 a nivel nacional y se estima que unos 60 mil niños abandonan la escuela para ir a trabajar.