Por: Gabriela Sustaita.

Jueves 13  de Junio de 2019.

A lo largo del 2019 el Sistema DIF Tamaulipas ha detectado 10 casos de explotación infantil en Victoria y de los cuales solamente tres de ellos se han judicializado.

Aunque en algunos de estos han sido los propios menores quienes a consecuencia de la necesidad, han tomado la decisión de salir a las calles para vender algún producto o realizar alguna otra actividad que les permitan obtener un ingreso para contribuir al gasto familiar, el

Procurador Estatal de Protección a niños, niñas, adolescentes y la familia, Manuel Alejandro Rodríguez Altamirano, señaló que el común denominador de esta problemática no es el que los niños trabajen porque quieren, sino porque son obligados por sus propios padres.

Destacó que en muchos de los casos que han sido atendidos por el DIF Estatal, se ha buscado la manera de apoyar a los niños para que éstos no tengan que trabajar y de igual modo a los padres de familia por medio de la búsqueda de empleos, mismos que rechazan.

Ante esta situación y la cual cada vez es más evidente, no solo en Victoria si no en todo el Estado, el Procurador del DIF Tamaulipas mencionó que en Tampico se está desarrollando un programa piloto denominado “Trabajar no es cosa de niños”, el cual tiene como finalidad, sacar a todos aquellos menores de edad que están en los cruceros vendiendo chicles, limpiando vidrios o haciendo otras actividades.

Aseguró que esta campaña ha tenido mucho éxito en la zona sur y la intención es que dicho programa se pueda replicar en todo el Estado, obviamente con la colaboración de los DIF Municipales.