La población de Nueva Zelanda denunció este jueves los daños generados por un visitante hasta el momento no identificado al árbol de Wanaka, el más emblemático del país y ubicado en el lago con el mismo nombre.

Se trata de un árbol de sauce ubicado en el extremo sur del lago Wanaka y es mundialmente conocido por su peculiar ubicación, ya que está semisumergido a la mitad del lugar visitado por miles de personas cada año, según informó el medio neozelandés Stuff.

Los residentes de la zona expresaron su indignación por el acto vandálico de un visitante, quien aparentemente cortó con una sierra en días previos algunas de las ramas del sauce, las cuales fueron arrastradas a la orilla del lago. Con este acto, los lugareños lamentaron que el paisaje ya no será el mismo.

La famosa rama inferior del sauce que cuelga horizontalmente sobre el agua, un detalle sumamente pintoresco, se ha ido”, dijo uno de los pobladores a Stuff.

El lago de Wanaka está ubicado en la isla sur de Nueva Zelanda y es considerado un símbolo para el país. De hecho, el Parque Nacional Mount Aspiring, al pie del lago, forma parte de uno de los Patrimonios de la Humanidad declarados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

Desde la viralización de imágenes del paisaje embellecido por el árbol de Wanaka, este lugar se ha convertido en uno de los espacios turísticos más importantes de la región, donde decenas de fotógrafos acuden para capturar su propia perspectiva de este sitio emblemático.