La expresidenta argentina Cristina Fernández anunció sorpresivamente que acompañará a su exjefe de gabinete Alberto Fernández como candidata a vicepresidenta para las elecciones generales de octubre.

Aunque se esperaba desde hace meses su candidatura, sobre la que se había especulado mucho, Fernández sorprendió a todos con el anuncio de presentarse como vicepresidenta.

Le he pedido a Alberto Fernández que encabece la fórmula que integraremos juntos, él como candidato a presidente y yo como candidata a vice”, dijo la exmandataria de 66 años en un extenso video publicado en Twitter.

Ambos se postularán como fórmula del partido Unidad Ciudadana, en el que ha militado en los últimos años Cristina Fernández, en las próximas elecciones primarias obligatorias que se realizarán en el país en agosto.

Para muchos, el anuncio de Cristina atraerá sectores de la población más moderados y ampliará las bases de electores.

Pertenezco a una generación que no buscaba un lugar en las listas, sino un lugar en la historia”, afirmó Cristina Fernández.

La expresidenta, que está siendo juzgada por corrupción, deberá acudir a una audiencia la próxima semana. Fernández está imputada de haber otorgado de forma discrecional obras públicas a un empresario allegado y haber recibido sobornos a cambio.

Fernández, que afronta ésta y otras causas por corrupción, niega las imputaciones y se considera una perseguida política en todas las causas que a su entender son instruidas por jueces sujetos a las órdenes del presidente Mauricio Macri, su principal opositor político, a quien las encuestas no dan como favorito tras largos meses de dificultades económicas en el país sudamericano.

 

CANDIDATO EN LA SOMBRA

El exjefe de gabinete Alberto Fernández, un político moderado, fue elegido ayer por la líder peronista Cristina Fernández para encabezar la fórmula presidencial para las elecciones de octubre en Argentina.

Alberto Fernández fue jefe de gabinete de Néstor Kirchner, el difunto esposo y predecesor de Cristina, entre 2003 y 2007. También ocupó el cargo durante el primer gobierno de Cristina (2007-2015).

Considerado como “dialoguista” y “moderado”, Alberto Fernández, un abogado de 60 años nacido en Buenos Aires, buscará acuerdos con otros líderes del fragmentado peronismo con el fin de arrebatarle la presidencia a Mauricio Macri.

El perfil de (Alberto) Fernández es negociador, pluralista, dialoguista”, dijo el analista político Ricardo Rouvier.

Alberto no es un político electoralista. Alberto es un operador (negociador) en las sombras.”