Mayra González

Cerca de 200 cabezas de ganado muertas por la sequía es la cifra actualizada por parte de las autoridades en Altamira, por lo que la instrucción es de bajar cuanto antes el estímulo del seguro catastrófico pecuario.

El secretario de desarrollo económico del ayuntamiento de Altamira Gonzalo Alemán Migliolo dijo que según estimaciones la sequía ha ocasionado perdidas millonarias entre 90 productores ganaderos del sector social.

De acuerdo al funcionario de Altamira, está condición no se había presentado desde hace varios años, por lo que ahora la autoridad preocupada por la economía de los campesinos, se efectúa el traspaso de un recurso por el orden de un millón de pesos.

Indica que existen ciertas condiciones para que el productor reciba el apoyo económico, entre los que destaca, contar con menos de 60 reses en pie, entre otros, que la autoridad tomara en cuenta para distribuir de forma correcta el presupuesto del seguro catastrófico pecuario