N. Laredo/ Primitivo López
En los últimos 17 años, cuando menos 12 mil familias pobres de Nuevo Laredo reciben alimentos en forma gratuita.
Por esa razón inició en esta ciudad fronteriza la campaña nacional “Alimenta, Multipliquemos el Milagro por un México sin Hambre”.
Participan autoridades municipales, civiles, religiosas, la Iniciativa Privada y organismos de la sociedad civil.
El sacerdote católico Rogelio Lozano, presidente de Cáritas Nuevo Laredo, mencionó que durante 17 años se ha trabajado por quienes menos tienen.
El religioso destacó que el Servicio Militar Nacional es el único en el país que presta su apoyo a Cáritas de Nuevo Laredo para el acopio de alimentos,
En esta ocasión son 249 conscriptos quienes recorrerán el primer cuadro de la ciudad en la colección de alimentos que estará vigente hasta el próximo 31 de octubre.
La regidora Alma Rosa Castaño destacó la generosidad de los neolaredenses.
Monseñor Enrique Sánchez Martínez, Obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo llamó a la sociedad a participar y no olvidar a los segmentos vulnerables para ser signos de esperanza.
Aunado a la colecta, habrá dos eventos más donde el presbiterio y seminario se unirán para jugar un partido de basquetbol y futbol contra Toros y Bravos de Nuevo Laredo.