El Volcán de Fuego de Guatemala, ubicado sólo a unos 50 kilómetros de la capital, incrementó este lunes su actividad con explosiones moderadas y fuertes que expulsan material volcánico alrededor del cráter.

El Instituto Nacional de SismologíaVulcanologíaMeteorología e Hidrología explicó, en un boletín especial, que esta situación es producto del “proceso de rellenado del cráter”, lo que genera además avalanchas en dirección de lasbarrancas Las Lajas, Seca, Honda y cenizas.

Las columnas de ceniza alcanzan ya los 5 mil metros de altura sobre el nivel del mar y se desplazan a unos 12 kilómetros en dirección oeste y sureste.

Las explosiones generan retumbos y ondas de choque “moderadas y fuertes” que hacen vibrar techos y ventanas de aldeas aledañas, como Panimaché, Morelia, Santa Sofía, Yucales, Palo Verde o la Rochela, mientras que en San Pedro Yepocaba, Alotenango, Cuidad Vieja, Escuintla o Santa Lucía Cotz se escuchan “retumbos fuertes”.

El pasado 3 de junio, en la erupción más fuerte de su historia, el coloso, de 3 mil 763 metros de altura, provocó la muerte de casi 200 personas y dejó 1.7 millones de afectados, algunos de los cuales lo perdieron todo.

El Volcán de Fuego, de 3 mil 763 metros de altura y situado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, es, junto a Santiaguito y Pacaya, uno de los tres más activos de los 32 que tiene el país centroamericano.