Las condiciones para la agricultura y la ganadería no son las ideales en la mayor parte de Tamaulipas, donde se padece de una sequía de por lo menos junio de 2019 a la fecha.

A lo largo de ese tiempo, han sido esporádicas y mínimos los volúmenes de agua que han dejado las pocas precipitaciones pluviales registradas, confirmó Raúl García Vallejo presidente de la Liga de Comunidades Agrícolas y Sindicatos Campesinos de Tamaulipas.