Santiago Hernández
Será durante los primeros días de diciembre cuando los empresarios de la masa y la tortilla empiecen a enfrentar un nuevo aumento de hasta 600 pesos en la tonelada de la harina de maíz,  lo cual provocará obligadamente un aumento de un peso al precio del kilogramo de este producto.

Alberto Medina Trujillo empresario del ramo en el Mante señala que lamentablemente los empresarios ya no podrán soportar este nuevo incremento, pues se verían obligados a realizar una serie de ajustes principalmente en la ocupación laboral, lo cual vendría en detrimento de la productividad de sus empresas y generaría desempleo.

El entrevistado señala además que este aumento será para cerrar el 2019,  pero que el próximo año 2020 pinta con un panorama bastante complicado,  la productividad del campo podría verse afectada ante el tema de sequía y los recortes presupuestales que se habrán de generar, situación que se verá reflejada en el desabasto de la materia prima y por consecuencia, en  aumentos  de este producto primordial en la canasta básica de la población.