Los Rayados del Monterrey, flamantes monarcas del futbol mexicano, firmaron ayer al delantero marfileño Ake Loba, para suplir la baja de Ángel Zaldívar, quien regresó a las Chivas del Guadalajara.

Loba, de 21 años, jugó para los Gallos del Querétaro el Clausura 2019 y el Apertura 2019, anotando nueve tantos en Liga y dos en Copa. En este receso de temporada estuvo a punto de firmar para Cruz Azul y después para Tigres, pero ninguna de las dos opciones se concretó.

En La Noria no hubo acuerdo en lo económico: el fichaje de Loba era de ocho millones de dólares y La Máquina se negó a pagarlos, pese a que Milton Caraglio estará fuera por lesión un par de meses y Cruz Azul necesitará de un delantero.

En el caso de los Tigres, el técnico Ricardo Ferretti mostró interés, pero la directiva no estaba dispuesta a hacer movimiento alguno sin antes acomodar a Enner Valencia o Eduardo Vargas, por lo que dejaron la vía libre a la Pandilla.

Loba ya está en la Sultana del Norte para firmar contrato con los campeones del Apertura 2019, donde buscaría hacer sinergia con el holandés Vincent Janssen y el argentino Rogelio Funes Mori. Sólo restaría que el africano apruebe los exámenes médicos para que los regios hagan oficial su fichaje.

Monterrey ha tenido tres bajas en su plantel: el uruguayo Jonathan Urretaviscaya, quien regresará a su país con el Peñarol; Zaldívar, quien estará de vuelta en el Rebaño, y Johan Vázquez, quien emigró a los Pumas de la UNAM.

Loba será el refuerzo que cubra la plaza de extranjero, la de Urretaviscaya, que quedó libre.

Monterrey no jugará la Jornada 1 ante Necaxa este fin de semana, sino que postergará su partido para el 5 de febrero. Debutará en la J2 ante Morelia.