Los migrantes, en su mayoría africanos y haitianos, que tengan la tarjeta que les permita transitar por el país iniciarían el viernes una caravana desde Tapachula, cerca de la frontera con Guatemala, hacia el norte.

Creo que el viernes vamos a estar saliendo con los (migrantes a los) que les entreguen la tarjeta”, dijo el activista y defensor de los migrantes Luis García Villagrán.

En un intento por aliviar la presión por el ingreso de migrantes desde Guatemala, el pasado lunes, el Instituto Nacional de Migración (INM) anunció la apertura en Tapachula de una oficina para la entrega de documentos que, previamente aprobados, permitirán a los extranjeros permanecer en el país.

Tras este anuncio, Villagrán señaló ayer que los principales beneficiados serán unos 2 mil migrantes africanos y también algunos haitianos que están desde hace semanas en Tapachula.

Espero que haya un número representativo de migrantes (que se sumen a la caravana) para poder hacer algo”, añadió.

El también director del Centro de Dignificación Humana en Tapachula criticó la tarjeta que se está concediendo a los migrantes porque alegó que no queda claro lo que contempla.

Nosotros vamos a caminar y a ver hasta dónde llegan los migrantes, hasta dónde pueden circular y hasta dónde no”, expuso.

Según un boletín emitido ayer por el INM, dicho visado les permite “permanecer en México de manera regular”.

Desde hace casi dos meses migrantes extranjeros varados en Tapachula han realizado numerosas protestas en demanda de que se agilicen sus trámites para transitar por el país y dirigirse a Estados Unidos.

La presión ha sido especialmente intensa por parte de migrantes africanos, procedentes en su mayoría de República Democrática del Congo, Angola y Camerún, que han protagonizado enfrentamientos con fuerzas de seguridad mexicanas.

El pasado 2 de octubre, migrantes y miembros de la Guardia Nacional se enfrascaron en altercados en Tapachula luego de que un policía supuestamente agrediera y robara a un africano.

Desde octubre de 2018 se registró un fuerte aumento del flujo de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que llegan a México desde Guatemala para seguir hacia EU.

A principios de junio pasado, EU y México llegaron a un acuerdo migratorio que evitó la aplicación de aranceles.

A raíz de ello, México envió a las fronteras norte y sur a la Guardia Nacional, lo que provocó una reducción del 58.7% del flujo migratorio.

 

CAUSAN DISTURBIOS EN ESTACIÓN MIGRATORIA

Migrantes africanos bloquearon, quemaron llantas y causaron disturbios por varias horas en el acceso a la estación migratoria Siglo XXI en exigencia de la entrega de la tarjeta de Residente Permanente, con el fin de poder desplazarse en todo el territorio mexicano.

Visiblemente molestos, decidieron realizar pintas a la barda perimetral de la estación migratoria, además de quemar llantas y lanzar piedras a los integrantes de la Guardia Nacional que resguardan el inmueble, sin que los uniformados reaccionaran mediante un operativo de disuasión.

Algunos de los africanos portaban palos, y la situación se tornó difícil al momento que se lanzaron piedras a los uniformados y éstos a su vez sólo se cubrieron con los escudos que les proporciona la corporación.

Desde el lunes pasado, el Instituto Nacional de Migración abrió una oficina alterna para otorgar visas a los migrantes que por espacio de siete meses la han solicitado. Hasta el momento el Instituto de Migración ha otorgado 89 tarjetas de visitante humanitarias, de residencia temporal y permanente.

A los africanos y haitianos se les ha recibido la documentación solicitada por el INM, no todos obtienen el beneficio de la tarjeta de residente permanente, pues hay quienes recibieron ayer la tarjeta de visitante regional y eso les impide salir del territorio chiapaneco.

Paul Mananga Muwenga, ciudadano africano, acusó que el Instituto Nacional de Migración dio a conocer en su cuenta de Twitter que había otorgado visas permanentes a los ciudadanos africanos que están en las afueras de la estación migratoria, sin embargo, no fue una tarjeta de residencia permanente, sino de carácter regional.

No hemos recibido nada, por eso aún estamos afuera de la estación migratoria, porque una vez más el INM, nos miente, nos engaña.

Dijo que fueron 88 tarjetas, pero a ninguno de nosotros nos entregó un documento, sostuvo.

Los migrantes buscan tener una legal estancia en la República Mexicana, con el fin de continuar su camino hacia los Estados Unidos y en otros casos a Canadá. Lo que se espera es que el INM otorgue unas 2 mil tarjetas a igual número de africanos y haitianos.